jueves

Sepia con alcachofas y habas.

Una manera diferente de hacer sepia, esta receta es una versión del libro "La cuchara de plata", tiene alguna pequeña modificación, en la receta original, se utilizan alcachofas frescas, pero como no tenía, aproveché un bote de corazones de alcachofas tiernos ( tener conservas de todo es mi perdición, te sacan de cualquier imprevisto...) y unas habitas en aceite que tenía caseras, supongo que se puede enriquecer añadiendo un poco de jamón, pero tal cual quedaron muy buenas, aunque a mi la sepia me gusta mucho y de cualquier manera me parece una delicia.

Ingredientes:

800 gr de sepia limpia y en tiras
1 diente de ajo
175 ml de vino blanco
1 botecito de corazones de alcachofas
Habitas en aceite al gusto (opcional)
Sal
Pimienta
4 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Calentar el aceite en una cacerola y freir el ajo hasta que se dore, retirar y desechar.
Echar la sepia, salpimentar, remover y freir unos minutos.
Verter el vino y hervir hasta que se evapore.
Cubrir la sepia con agua y llevarla a ebullición.
Bajar el fuego, tapar la cacerola y cocer a fuego lento de 30 a 40 minutos.
Agregar las alcachofas y las habas (escurridas) y proseguir la cocción 15 minutos más, si las verduras son frescas, dejar hasta que esten tiernas.
Rectificar el punto de sal y servir.

Antes de servir, espolvoreé con perejil picado, es la herencia que nos está dejando Arguiñano...jejeje.