miércoles

Masa de pizza crujiente con Biga.

De las mejores masas que hemos probado, crujiente y fina. El biga le da un toque a pan muy auténtico, supongo que se podrá prescindir de él, o incluso usar otro tipo de prefermento (Erik Kaiser, Patè Fermentè, masa madre...) que cada cual elija el de su agrado!

La receta pertenece al blog de Ajonjolí, La flor del calabacín, si no lo conocéis os recomiendo que os déis una vuelta, merece la pena!!

Las medidas vienes en las odiosas tazas, pero tenemos en el lateral derecho del blog un convertidor de medias que está muy bien, a mi me resuelve muchos quebraderos de cabeza y espero que a vosotros/as también.

Ingredientes:

1/2 taza de biga
1/2 taza de agua
1 y 1/4 tazas de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal

Preparación:

Mezclar en un bol de un litro todos los ingredientes hasta formar una bola pegajosa, pasar a la encimera enharinada y amasar durante unos cinco minutos.
Disponer la masa nuevamente en el bol limpio y engrasado con aceite, tapar con film transparente y reposar hasta que doble su volúmen.

Desgasificar la masa y dividirla en porciones, para nosotros dos, divido la masa en cuatro, tres al congelador y una...


Aquí se ve la textura de la masa, al estar bien relajada se estira con mucha facilidad y pasa la prueba de la membrana...

Precalentar el horno a 275º
Una vez estirada, rellenar al gusto y hornear unos 12-15 minutos.


Esta versión lleva láminas de calabacín, atún, champis, cebolla, pimiento rojo y muuuuucho queso