martes

Bollo dulce portugués

Recién llegados de EEUU, lo que mas apetece es comerte un cocido y una ensalada bien aliñada con aceite de oliva virgen extra, el viaje ha sido fantástico, con muchas anécdotas divertidas, pero en el tema de la alimentación... no se entretienen mucho, supongo, que en sus casas comerán como Dios manda, porque lo que es en la calle, no hemos encontrado
(o no hemos sabido encontrar) comida decente, todo se basa en el fast-food, miles de cadenas de comida rápida compitiendo a ver quien hace la hamburguesa mas gorda por menos precio... en fin, la próxima, me llevo en la maleta un jamón y un litro de aceite.

Aunque el pan y la bollería la dominan, el sourdhoug, los bagels, cinnamon rolls, mega-blueberry-muffins, doughnuts... mmmm

Para quitarnos un poco el mono, pan casero, un punto dulce pero muy agradable, sobre todo para sandwiches y tostadas...

Ingredientes:

Esponja-

65gr harina de fuerza
15gr azúcar
7gr levadura seca
120ml agua

Masa-

85gr azúcar
7gr sal
35gr leche en polvo
60gr mantequilla a temp. ambiente
2 huevos grandes
1 cucharada de agua de azahar
1 cucharada de vainilla líquida
380gr harina de fuerza

Barniz-

1 huevo batido con una cucharadita de agua, para dar brillo.

Preparación:

Elaborar la esponja, mezclar la harina, el azúcar y la levadura en un cuenco grande. Incorporar el agua hasta que la mezcla esté bien hidratada. Tapar con film transparente y reposar a temperatura ambiente de 60 a 90 minutos.

Para la masa, mezclar el azúcar, la sal, la leche en polvo, la mantequilla y mezclar bien hasta que quede suave, integrar los huevos, el agua de azahar y la vainilla, incorporar la harina y le esponja. Amasar bien hasta obtener una masa fina y suave, ni húmeda ni pegajosa; a mano, amasar unos 15 minutos, con la thermomix, 10 minutos y dos a mano.

Rociar con aceite un cuenco grande y dejar reposar la masa, tapada con film, hasta que doble su volumen.

Retirar la masa volver a darle forma de bola, tensándola de los laterales hacia el interior (difícil de explicar) y dejar fermentar de nuevo hasta que vuelva a doblar de volumen.

Precalentar el horno a 175º, barnizar la masa con el huevo batido y hornear de 50 a 60 minutos, a media cocción, girar la bandeja, para que el horneado sea uniforme, debido a la gran cantidad de azúcar, la masa se dorará muy rápidamente, por ello no debemos pensar que ya está hecho. Se irá oscureciendo por el centro a medida que se hace por los extremos, pero no se quemará. El color final será un bonito color caoba.



Es suuuuuuuper tierno y el sabor nos ha encantado!